Papá, ¿tú en qué trabajas?

Publicado por En Realidad no tiene Gracia | junio 11, 2012 | No hay comentarios

Equipo encargado de la puesta en marcha del Plan de Empleo

Mira que los niños hacen preguntas difíciles, pero pocas veces tengo tantas dificultades para contestar, como cuando me plantean esta cuestión. Y es que no es una respuesta fácil. ¿Cómo les explico que su padre se dedica a promover la inserción laboral de personas en dificultad social?

Quizás lo mejor sea echar la vista atrás. En 1999 Cruz Roja Española, en su IV Asamblea General, aprobó su Plan de Empleo para Colectivos Vulnerables. Tras más de una década de desarrollo de programas sociales se vio que era necesario cerrar el círculo de la intervención mejorando la empleabilidad de las personas socialmente más vulnerables, favoreciendo su inserción laboral como medio para la plena integración social. Fue en ese preciso momento cuando entré a formar parte del equipo encargado de poner en marcha este Plan de Empleo. Nuestro reto era poner en marcha una red de centros en todo el Estado, en los que de manera integral se diera respuesta a las barreras de todo tipo que las personas en situación de dificultad social encuentran a la hora de acceder al mercado de trabajo.

Once años después podemos decir que hemos conseguido una parte importante de los objetivos que nos marcamos entonces:
– 250.000 personas socialmente vulnerables han participado en alguno de nuestros proyectos.
– 100.000 han logrado un contrato de trabajo
– Estamos en 150 localidades, con más de 2.000 personas voluntarias y 500 asalariadas.

¿Y cuál ha sido mi papel en todo esto?: ¡uf, difícil de explicar! Estas cifras son el resultado del esfuerzo de muchas personas, pero he aportado mi granito de arena…

Al principio fue necesario dedicar muchos esfuerzos para establecer una metodología común: de trabajo con las personas y de relación con las administraciones, sindicatos, empresas y otras organizaciones. En un segundo momento, pudimos profundizar en los elementos diferenciales de nuestro trabajo, dando respuestas cada vez más adaptadas a las necesidades de cada persona, apoyándonos en el análisis y la investigación así como en la sensibilización social.

La llegada de la crisis nos ha traído los recortes presupuestarios unidos a una demanda de nuestros servicios creciendo a un ritmo exponencial, y una sensibilidad social cada vez más alejada de las personas que se encuentran las situaciones más difíciles. Nuestros equipos han tenido que echar el resto, pero su indudable profesionalidad nos mantiene a la vanguardia en la inserción laboral de colectivos vulnerables.

En la actualidad mi trabajo sigue siendo de lo más diverso: desde ir a las grandes empresas buscando la colaboración (no sólo económica), hasta preparar la documentación para las diferentes auditorías que cada año tenemos. Todo ello aderezado con las tareas de consultoría social con las administraciones, la elaboración de nuevos proyectos, las intervenciones en jornadas, mesas redondas…, el análisis de las tendencias de los mercados de trabajo, la elaboración de memorias, el control de presupuestos, la distribución de la financiación en función de los resultados, y una interminable cantidad de tareas que no me permiten precisamente aburrirme.

Y es por eso por lo que estoy tan satisfecho de trabajar donde trabajo. No diré que mi empresa es perfecta, pero puedo decir que en pocos trabajos se puede tener la satisfacción de saber que la plusvalía de tu esfuerzo tiene una utilidad tan directa en la cohesión social.

Y es que mi trabajo, como la inserción laboral, es mucho más que un trabajo

Carles Silla
Técnico del Plan de Empleo – Cruz Roja Oficina Central

Tags