Ramadán: Cinco aspectos para personas que trabajan con personas musulmanas

Publicado por En Realidad no tiene Gracia | Agosto 19, 2011 | No hay comentarios

Las diferencias culturales nos ofrecen la oportunidad de aprender y nadie da por supuesto el conocimiento de unas tradiciones ajenas a cada uno. Si mostramos un verdadero interés por aquello que desconocemos favorecemos el acercamiento entre el personal y, por tanto, la integración.

Estos consejos favorecen el ver con normalidad la práctica de la tradición del Ramadán por parte de la plantillas de las empresas:

1. Las reuniones

Se debe favorecer la flexibilidad en las reuniones y las llamadas. Por ejemplo, respetar los horarios de oración y el tiempo que se debe pasar en familia.

2. Frente a la carga del día

A la salida del trabajo, compañeras y compañeros musulmanes se reúnen con sus familiares para romper el ayuno. Es aconsejable ayudar a los colegas para que salgan puntuales y no les provoque estrés.

3. Almuerzos de trabajo

Por respeto al ayuno, se puede procurar hacer las reuniones en torno a un escritorio y evitar, durante estos días, las comidas/reuniones de trabajo.

4. De viaje

Aunque las personas musulmanas, cuando están de viaje, quedan exentas del ayuno del Ramadán, hay unos días especialmente sagrados, en los que es tradición estar con la familia: la fiesta de Eid, que marca el final del Ramadán (30/31 de agosto de este año), el comienzo del mes siguiente, y el Laylat Al Quadr, la noche más sagrada del año islámico, que este año cae el viernes 26 de agosto.

5. Aprender

Si usted tiene colegas musulmanes con los que tienen una buena relación de trabajo, la mayoría no se ofenderá si se les pregunta acerca de cómo se celebra el Ramadán. Es más, es una buena oportunidad para intercambiar experiencias y tradiciones.

Si nos encontramos en un país u organización de mayoría islámica deberemos respetar ciertos aspectos como: vestir con modestia, no comer ni beber en público durante el día y respetar los espacios de oración. Si somos invitados a casa de los compañeros musulmanes durante el Ramadán, deberemos quitarnos los zapatos, comeremos solamente con la mano derecha y, como en cualquier otra época del año, como detalle no llevaremos una botella de alcohol.

Fuente: Global integration