María Jesús, voluntaria del plan de empleo en Sevilla

Publicado por En Realidad no tiene Gracia | Agosto 6, 2012 | No hay comentarios

Esta semana, siguiendo la línea de dar voz a las personas voluntarias del Plan de Empleo, hemos entrevistado a María Jesús Palomares, de la asamblea territorial de Sevilla.

Cuéntanos, a qué te dedicas, cuál es tu historia y qué te motivo a formar de Cruz Roja como voluntaria:
Ahora mismo estoy desempleada. Estudié psicología y estuve trabajando durante muchos años en una empresa de formación. Una vez que salí de allí me planteé el tema de orientación laboral para retomar un poco la carrera de psicología y empecé a hacer formación en un curso, donde una compañera me comentó lo del voluntariado. Tras el curso hice unas prácticas y tras un contrato temporal. Cuando terminó este periodo retomé el tema del voluntariado. Me informé en la página web y me acerqué a la oficina que queda muy cercana a mi casa. Completé la solicitud, me dieron la formación y desde hace casi un año voy a colaborar una mañana a la semana y algunas semanas dos.

¿Qué funciones realizas como voluntaria de empleo?
En un principio empecé a apoyar a la orientadora con el tema administrativo, en informática con el tema de la innovación, en los talleres, en archivo, atiendo las llamadas… en definitiva, les echo una mano. También ayudo en los talleres de acogida, la primera entrevista, la recogida de datos inicial, cumplimentar la solicitud, etc.

¿Cómo se realizan estas solicitudes por parte de los participantes en el Plan de Empleo?
Cuando alguien se queda en desempleo y decide acudir a cruz Roja es porque se lo ha comentado una persona conocida, por una amiga o un familiar para que le ayuden en el tema del empleo.
Además, en mi caso hice un curso sobre cómo hablar con ellos sobre la situación en la que están y dar información. La gente que acude necesita hablar sobre su situación de búsqueda de trabajo y me da la impresión de que quedan muy contentos al sentirse escuchados.

¿Cómo ha cambiado tu percepción antes y después de ser voluntaria del Plan de Empleo de Cruz Roja?
La imagen que todo el mundo tiene de Cruz Roja es del ámbito sanitario y la intervención social es mucho más amplia. Sin embargo, el día a día de Empleo está muy bien porque llega una persona y tienes que pedirle la documentación o si tiene alguna carencia les ayudan los compañeros de servicios para prestarle la ayuda que solicitan.

¿Cómo te llena el hecho de ayudar a la gente?
Cuando vuelvo a casa vuelvo contenta. Me digo ‘qué bien he tratado a esta persona, escuchándole’ y por cómo te dan las gracias… vuelvo a casa contenta porque he ayudado a gente. El primer día tenía cierta inseguridad pero cada día me pregunto cómo será el trabajo y con lo poquito que voy a hacer y cada día que hago más pues vengo más contenta.

¿Qué le dirías a una persona que quiere apuntarse a tema de voluntariado para animarse?
Ahora que lo dices, ha habido a amigas a las que he animado a que se apunten y también se lo dije a una compañera a la que cogieron y estamos juntas, los lunes coincidimos, así que es una cosa gratificante.