Cruz Roja señala la discriminación de las mujeres en el empleo

Publicado por En Realidad no tiene Gracia | julio 26, 2012 | No hay comentarios

Recientemente, Cruz Roja ha puesto en evidencia que en la actualidad sigue existiendo “discriminación” hacia las mujeres en el mercado laboral con un mayor índice de contratos temporales y a tiempo parcial, dificultad de promoción, inferior acceso a los puestos de decisión, concentración en determinadas profesiones con peores condiciones laborales y menos valoradas socialmente y menor remuneración.

En este sentido, Maika Sánchez, responsable del Plan de Empleo, ha indicado que “aunque se ha avanzado de manera significativa hacia la igualdad formal, aún no existe una igualdad real plena en el ámbito laboral“. La crisis no ha hecho sino “agravar” esta situación, atendiendo a tres indicadores: Las tasas de actividad, ocupación y paro. El análisis de los tres revela valores favorables a la inserción de los hombres en el mundo del empleo.

La tasa de actividad femenina fue del 53.35% frente a la masculina del 66.86% lo que refleja que aunque las mujeres tienen un mayor acceso al empleo, el índice de participación es “significativamente inferior” al de los hombres. Asimismo, de estos datos se desprende “la vigencia de la tradicional división sexual del trabajo, que asigna al hombre las actividades ligadas a la producción, realizadas en el ámbito de lo público y a las mujeres las relacionadas con la reproducción, realizadas en el ámbito de lo privado (doméstico)“.

Existe una “segunda gran brecha de género” en la tasa de ocupación de las mujeres que es 10 puntos inferior a la de los hombres (54.7 por ciento frente al 45.3 por ciento). “Hay que tener en cuenta que los planes de ajuste del gasto público afectan a un porcentaje mayor de mujeres y que entre los sectores más afectados por la crisis se encuentran algunos sectores ‘feminizados’ como el de servicios“, apunta.

En cuanto a la calidad del empleo, denuncian que las mujeres tienen “menor sueldo, trabajos más precarios y mayor porcentaje de contratos a tiempo parcial” que es la razón esgrimida “para acceder a este tipo de trabajo el poder simultanearlo con el cuidado de los hijos y personas dependientes”.

Ante esta situación, apostamos por las políticas de igualdad, la sensibilización y la puesta en marcha de proyectos para apoyar a las mujeres más vulnerables: que sufren violencia de género, en situación de pobreza, inmigrantes, con responsabilidades familiares o personas dependientes a su cargo.
Durante estos once años, más de 250.000 personas con dificultades de integración laboral han participado en el Plan de Empleo y, de ellas, 143.000 han sido mujeres. Por todas estas razones, seguiremos trabajando.

Fuente de información: Europa Press

Fuente de la imagen: Cristina Bañuls blog