Carmen, voluntaria del Plan de Empleo en Huesca

Publicado por En Realidad no tiene Gracia | octubre 11, 2012 | No hay comentarios

Carmen Voluntaria Plan de Empleo en Huesca

Cuéntanos sobre ti, a qué te dedicas…
Soy auxiliar administrativo de oficina de profesión y llevo en paro desde 2009. Ahora tengo 62 años y estoy jubilada.
Llevo dos años yendo a Cruz Roja. Antes iba todos los días por la mañana un par de horas y si me necesitaban algún día por la tarde también. Ahora mi madre está bastante delicada y voy lunes y miércoles por la mañana.
He hecho toda clase de voluntariado ya que vivo muy cerca y cuando hay alguna necesidad me llaman y si puedo acudo. He ido a repartir alimentos, gestionar las entregas, a archivar documentos, cartas, etc. pero ahora tengo más responsabilidad y tengo que dedicar más tiempo a mi familia.

¿Qué es lo que te movió a acercarte a Cruz Roja como voluntaria?
Tuve problemas en el trabajo, estuve medio año de baja por enfermedad y cuando ya me encontré bien quería estar activa. Desde siempre había pensado que quería ser voluntaria y cuando vi que no podía volver a trabajar, acudí a Cruz Roja pues me encontraba baja de moral y enseguida me recuperé.
El médico me preguntó ‘¿qué ha hecho que se ha recuperado así?’ a lo que respondí ‘me he ido a Cruz Roja a colaborar como voluntaria‘ y me dice ‘qué decisión tan buena has tomado, no sabe la labor que ha hecho, aparte de ayudar a los demás, usted está mejorando mucho’.
Se lo recomiendo a cualquier persona que esté con problemas, si puede colaborar un poquito pues es muy gratificante y luego a parte pues estar un poco ocupado… a mi me ha ido muy bien ya te digo que lo recomiendo a todo el mundo que vaya a hacerse voluntario de lo que sea pero vamos que haga voluntariado.

¿Cuáles son tus funciones como voluntaria?
Cuando llegan personas participantes les hacemos una entrevista cuando vienen de primera vez, le tomamos los datos, los introducimos en la intranet, les ayudamos a preparar su currículum, a buscar trabajo en los periódicos, por internet, etc.

¿Han cambiado tus impresiones con respecto a Cruz Roja antes y después de ser voluntaria?
La verdad es que no. Mi suegro fue voluntario de Cruz Roja muchos años, desde el año cincuenta y poco hasta hace unos años que ya no podía. En las ciudades pequeñas la gente se conoce, comparte experiencias, tengo amigos en Barcelona que también hicieron voluntariado, es una faceta más de nuestras vidas.

¿Qué te motiva acudir como voluntaria?
Me motiva poder ayudar a alguien, o por lo menos intentarlo. También el tener una ocupación. Yo siempre he estado trabajando, ahora mismo me veía todos los días en casa, voy a la escuela de adultos, estudio inglés, hice un curso de informática… sin hacer nada malo le doy muchas vueltas a la cabeza y así mi cabeza está mejor ocupada.

¿Destacarías alguna anécdota algo que te haya ocurrido con algún?
¿Sabes lo que me sorprende? Me sorprende que cuando digo la edad que tengo personas que tienen 40 años dicen que son muy mayores para hacer esas cosas. Les digo que estoy aprendiendo inglés o haciendo alguna cosa con 60 años y me miran incrédulos. Ya se ven mayores para ir a hacer cursillos y continuar formándose.

¿Qué le dirías a una persona que se esté pensando hacer el voluntariado de Cruz Roja?
Que por lo menos que lo pruebe. Yo desde luego estoy muy contenta. He conocido a muchísima gente porque no solo son tus funciones, cada año tenemos la reunión del voluntariado de la provincia, no es solo ir allí y estar un rato sino que aparte conoces muchísima gente, de muchos sitios, de todos los países, te abres mucho al mundo y dices yo estoy aquí y el mundo está lleno, la colaboración hace falta por todo los lados.